Rocío forma parte de Danos Tiempo desde hace ya 8 años. Cuando nos mudamos de local y transformamos el proyecto, ella se lanzó a formar parte del coworking. Es traductora y trabaja como freelance. Además, le encanta la literatura y escribe artículos con mucho encanto. Es madre, hermana, pareja, amiga… y una grandísima colaboradora de Danos Tiempo (ya sea con su apoyo emocional, económico, haciendo castañas, poniendo cervezas, o en lo que haga falta) y del Hortaleza Periódico Vecinal (muchas la conoceréis por ese pregón de las fiestas del barrio de este año).Es un regalo habérnosla encontrado en el camino y estamos muy contentas de que forme parte de nuestra vida personal y «profesional». Además, conocerla a ella nos ha llevado a conocer a más gente maravillosa que la rodea. Este tipo de personas es en gran parte la que blinda nuestro espacio de buenas emociones y lo hace acogedor.
Si os la encontráis en el local, no os dudéis en conversar con ella (si no lo ha hecho ella antes) y que os cuente alguna de sus anécdotas.
Ya sabéis, si necesitáis una traductora, contactad con Danos Tiempo.

Foto de David Navarro