Desde Danos Tiempo reivindicamos y nos sumamos cada día a esta lucha que entendemos ecofeminista para poder transitar hacia un sistema igualitario donde además se ponga en valor el cuidado de la vida en todas sus formas, un sistema que tenga en cuenta los recursos no infinitos del planeta. Esta transversalidad es necesaria para ralentizar el cambio climático y esta crisis ecosocial que, además, incrementa la desigualdad de género por la carga de cuidados, los trabajos más precarios o las violencias que se ejercen hacia mujeres y niñas. Está en riesgo la propia vida. Sin justica social y ambiental, no hay vida.

La prohibición de las manifestaciones y eventos en las calles deja claro que es un movimiento potente, necesario e imparable, pero también, que el feminismo sigue siendo un problema para una parte de la sociedad que ve en peligro sus privilegios y que sigue sin comprender su significado. Muchas manifestaciones y concentraciones se han dado durante momentos muy agudos de la pandemia y sin embargo es ahora, con el 8M cuando vienen opiniones que nunca antes se escucharon en pro de una supuesta responsabilidad social.

Entendemos lo delicado de la situación y la amplitud del movimiento feminista, y es una cuestión que se iba a cuidar con las premisas de distancia, mascarilla e higiene, como se está haciendo en el resto de ciudades de España. Pero es evidente que esta decisión en Madrid está politizada y cargada de desigualdad y ataca los derechos de manifestarse, que no han sido atacados ni siquiera cuando las movilizaciones han sido convocadas por la ultraderecha.

Os dejamos las propuestas de la comisión del 8M de Hortaleza para este día: