En nuestro espacio de consumo responsable, además del grupo de consumo ecológico, tenemos productos para contribuir a reducir los residuos que generamos en nuestro día a día: productos de limpieza e higiene (detergente, lavavajillas o limpiahogar a granel, champús y jabones sólidos, cepillos y pastas de dientes, desodorante, …), legumbres, panela, especias, tés, etc y cremas solares con filtros minerales (respetuosa con los ecosistemas marinos y fluviales) y en envases mas responsables con el medio ambiente.
El consumo es una potente herramienta de cambio y reivindicación. Cada hábito conlleva un acto de consumo con sus infinitas consecuencias. En cada una está ser consciente y empezar a cambiar. Elegir productos de cercanía, de comercios de barrio, proyectos pequeños y locales que sean cuidadosos y generen menor huella ecológica: alimentación, cultura, turismo, medios de comunicación, prendas, etc
No podemos seguir basando la economía en una producción infinita basada en recursos naturales finitos, a costa además de impedir llegar a gran parte de la población mundial a cubrir sus necesidades más básicas.
Vamos a cambiarlo, pero necesitamos estar juntas en esto. ✊🌱

Durante todo este tiempo de confinamiento y estado de alarma, y después de sopesarlo y valorar la situación, hemos continuado con los pedidos del Grupo de consumo cambiando algunas dinámicas del reparto para garantizar la seguridad y la higiene.
Comer teníamos que comer, ¿cómo no íbamos a seguir haciéndolo a través de las cooperativas de agricultores y productores que nos suele abastecer? ¿Dónde quedan contempladas estas personas que trabajan la tierra, cuidan y favorecen la biodiversidad al cultivar de forma sostenible y promueven la soberanía alimentaria?
Estamos contentas porque cada vez más gente se interesa por el grupo de consumo. Es una buena señal de que, aunque las instituciones no parece que vayan a cambiar el rumbo de este sistema devastador y tan poco cuidador, al menos desde lo común podremos seguir cambiando un poco la deriva.
#Súmatealcambio #residuocero #soberaníaalimentaria